Aspectos mayores

 

Aspectos de: SOL y LUNA

Aspectos armónicos

Cuando el Sol y la Luna están en relación de aspecto armónico existe una buena integración psicológica interna del individuo entre el consciente y el inconsciente, entre los roles masculino y femenino de la psique y entre las potencias activas y receptivas del carácter en general. Añade imaginación y apertura a la creatividad y la voluntad.

El sujeto suele ser obediente y más o menos manejable. Asume bien la autoridad y hace gala de una conducta adaptable. Hay un punto de nobleza y lealtad intimas, como de persona de buena cepa y siempre tiene alguna clase de simpatía personal en su comportamiento. Indica cualidades para las funciones públicas, el mundo del espectáculo o para las actividades de representación.

Otorga control sobre el propio animismo y cierto grado de bienestar interno. Hay una conducta más bien abierta al entorno que tiende a mostrar un sentido de la autoridad democrática y un corazón acogedor y receptivo. Suele tener un trato digno hacia las personas de condición inferior, más bien caballeroso y atento en general con la gente de su entorno.

Es indicativo de apoyo familiar o de individuos femeninos para la consecución de logros personales. Favorece la popularidad aunque no es determinante en absoluto de fama o notoriedad. En general este aspecto simboliza una buena adecuación entre el individuo y su medio, sea por la adaptación del individuo a sus circunstancias, o por la fortuna de desarrollarse en un entorno favorecedor en lo personal.

Aspectos inarmónicos

La relación inarmónica entre el Sol y la Luna es signo de una división interna entre el “Yo” y el “Mi”, entre el sujeto y sus circunstancias, entre las potencias activas y pasivas del individuo que, aunque sólo sea psicológicamente, se encuentra disociado de su entorno. Puede existir la sensación de no estar del todo cómodo dentro de la propia identidad.

La conducta puede mostrar un grado de inclinación a la vulgaridad, a veces mediocridad, cierta falta de distinción personal en el comportamiento y la expresión. No es poco común la tendencia a ningunear y minusvalorar a los que piensa que son de condición inferior a la suya. El corazón es abierto al entorno pero de forma superficial. La voluntad es cambiante y caprichosa pues se aburre con facilidad. Tiende a dispersar la energía y tiene dificultades para mantener la atención en una meta a largo plazo. Se inclina al populismo pero no es muy democrático a la hora de la verdad.

A menudo el individuo es indeciso y dubitativo en el momento de tomar las decisiones o cuando se trata de elegir. Sin duda la voluntad se ve demasiado afectada por los cambios anímicos y los sentimientos subjetivos, con lo que el sujeto pierde la conciencia del sitio que le corresponde dentro del círculo de su entorno.

Puede haber falta de personalidad, cierta actitud pasiva o no selectiva y una inclinación a dejarse conducir por otros con facilidad a costa del desarrollo del propio ego personal, aunque hay que decir que el individuo tiende a exigir una excesiva obediencia a quienes de él dependen y puede acabar imponiéndose de forma antipática o sin consideración a los sentimientos personales de los demás.

No es raro que la persona tome partido por una parte de su psique relegando a la otra al inconsciente en mayor o menor medida de forma que tiende a proyectar la parte débil sobre los individuos del otro sexo en general provocando desavenencias de pareja. Si el Sol domina puede haber conflictos de identidad con el entorno, un carácter antipático, desprecio de la “plebe” y un individualismo poco sociable. Si la Luna domina el sujeto será sumiso, influenciable y dependiente y no mostrará su personalidad individual para no caer mal y no salirse del rebaño.

Aspectos de: SOL y MERCURIO

Estos astros tienen la característica de no separase nunca más de 28 grados de longitud entre sí, por tanto el único aspecto mayor que producen es la conjunción. En estos aspectos tiene ciertamente importancia la exactitud. Si la conjunción es muy cerrada se dice que Mercurio está combusto, (sobre todo si está en la esfera cercana de uno o dos grados de distancia al Sol) y puede afectar de forma no tan despreciable a la objetividad de la inteligencia y a su independencia del ego, dado que el Sol puede ser casi cualquier cosa menos objetivo e impersonal.

En efecto, la conjunción del Sol y Mercurio, es signo de un intelecto sintético y realista, incluso a veces brillante, que se expresa con claridad y que va al grano de las cosas. La conducta suele ser sociable, habilidosa en el manejo del papel que le toca jugar en la sociedad. Muestra y deja brillar su inteligencia o sus conocimientos que son expresión de su estima como persona.

El carácter es apto para el comercio, la enseñanza, el periodismo o la ciencia. Más que intelectualidad, esta influencia otorga lucidez y claridad a la mente; el individuo valora la inteligencia, el conocimiento y la destreza y en estas cosas se halla también su vanidad. Tiende a estar seguro de lo que piensa y se comunica de forma llana, simplificando las cosas. Si recibe buenos aspectos la persona suele dominar su expresión, sabe decir lo que quiere decir y cuando quiere decirlo.  

Entre los defectos podemos encontrar la tendencia a sustituir la realidad por la palabra lo que puede hacerles superficiales, con un contacto liviano y demasiado intelectual con lo real, como quien solo ve la realidad por su reflejo en el espejo del pensamiento. Le cuesta separar la idea del hecho real, independiente del pensamiento. Pese a ser de inteligencia clara y aunque quiere mantenerse fiel a lo real, la mente no puede ser demasiado objetiva ni imparcial en las relaciones, no consigue la perspectiva de separación adecuada para observarse a sí mismo. Aquí se encuentra el lado negativo de esta relación si entendemos la inteligencia como la capacidad de pensar objetivamente, sin proyectar nuestros propios valores, preferencias e inclinaciones personales. Esto se produce en grado relativo a la exactitud del aspecto y sobre todo si la conjunción tiene relaciones de tensión con otros planetas.

En caso de que la conjunción reciba desarmonías, el individuo suele ser artero, tramposo, capaz de mentir y buscarle la vuelta a las cosas para salirse con la suya. Tiende a querer dominar intelectualmente y a imponer su palabra y su pensamiento que a menudo no es tan razonable. Existe el riesgo de crearse una fama de mentiroso, deshonesto, listillo, pícaro y “espabilado” en quien no se puede confiar mucho. Aprende una serie de trucos más o menos hábiles para manejar su mundo pero en realidad su actitud mañosa y manipuladora le traerá problemas en las relaciones. También hay cierta soberbia y vanidad intelectuales y la tendencia en ocasiones a comportarse como un payaso sin sentido del ridículo. La conducta es inconstante, agitada, nerviosa y la atención tiende a dispersarse en actividades diversas más o menos peregrinas.

Aspectos de: LUNA y VENUS

Aspectos armónicos

En los aspectos de Luna y Venus se simboliza la belleza interior, el sentimiento de confort y la necesidad de paz y armonía con el entorno. Otorgan al individuo un toque agradable de simpatía, un bienestar íntimo que se manifiesta como una familiaridad afectuosa hacia la gente que le rodea. Es receptivo al cariño y le gustan especialmente los niños. Son indicio de un afecto maternal, ternura y feminidad, (en los hombres esto suele afectar a la pareja y la madre).

Inclina a rodearse de cosas agradables y confortables. Los estados anímicos son estables e inclinados al amor del hogar, hay sensibilidad para el arte y capacidad para agradar al gran público. A menudo hay bastantes romances menores pues el sujeto se enamora con facilidad.

Aspectos inarmónicos   

En las combinaciones inarmónicas entre estos dos astros encontramos una personalidad un poco veleidosa, de gustos cambiantes y una necesidad de gustar y de caer bien que a veces raya con la falta de personalidad. Son comunes los amores efímeros pues el individuo se aburre pronto de sus afectos. Puede manifestar gustos vulgares y poca selección en el terreno amoroso. En algunos hombres inclina al afeminamiento.

Esta combinación indica un conflicto entre los papeles de madre y de amante o tal vez, una dificultad para colocar ambos sentimientos en su lugar. Está íntimamente relacionado con los complejos de Edipo y de Electra y sus mitos que son los arquetipos de la relación incestuosa.

Es típica la inmadurez afectiva. El individuo busca ser querido por su pareja de una forma un poco infantil, hay tendencia a los mimos, a los sentimientos algo tontos. La persona puede mostrarse dependiente de la aprobación ajena en materia de amores y en lo que respecta a lo que de verdad le gusta. En los hombres es clásico el mujeriego y en las mujeres la amante fácil. En cualquier caso, la vida amorosa personal suele ser objeto de impopularidad.

Aspectos de: SOL y VENUS

Al igual que Mercurio, los aspectos que Venus hace con el Sol son limitados. La distancia máxima que separa a estos astros nunca excede los 48 grados, de modo que los únicos aspectos son la conjunción y semicuadratura. Los veremos específicamente.

La Conjunción

Este aspecto unifica el principio de realidad con el principio del placer de manera que marchan siempre juntos. Así, la conducta suele ser amable, afectuosa y tranquila en general. El comportamiento es natural y simple. Se valora la inocencia, la paz y el cariño.

La voluntad  tiende a la bondad, a la ingenuidad y a la sencillez y los afectos son fieles. Se inclina hacia todo lo que le procura placer, especialmente las relaciones amorosas en las que muestra un corazón tierno, aunque también algo posesivo y no libre de un egoísmo muy natural. La voluntad que estará centrada en obtener estas cosas, no es muy ambiciosa, pero si ama los bienes materiales y la comodidad. Indica gustos artísticos, un sentido decorativo desarrollado y cualidades para las artes en general.

Incluso cuando recibe buenos aspectos, esta combinación no está exenta de vanidad y afición al halago. Siempre hay alguna clase de belleza o encanto personal y disfruta mostrándolo, aunque muchas veces no se encuentra en la forma sino que parece salir de dentro. Es una combinación francamente narcisista y auto-erótica, Si la conjunción recibe aspectos disonantes o inarmónicos de otros astros, la conducta amorosa puede ser “inmoral”, incluso obscena, el sujeto es en exceso aficionado al placer de los sentidos y con tendencias exhibicionistas. Los valores y los gustos están demasiado inclinados al oropel y la belleza exterior. Si la conjunción es muy cerrada a menudo resulta difícil amar sin introducir la propia vanidad, que en el fondo busca ser adorada de forma egocéntrica.

La Semicuadratura

En la semicuadratura encontramos una tendencia narcisista, un corazón sentimental y algo vanidoso. Se debilita la voluntad que aunque puede ser obstinada y tozuda, es también un poco perezosa, aficionada a la comodidad, y a los bienes materiales. Los valores personales se inclinan al placer sensorio y suelen toman un tinte materialista aunque finalmente los afectos suelen influir demasiado en las decisiones. Por lo demás el sujeto no es tan bondadoso ni amable como puede parecer y a menudo es un poco pagado de sí mismo. Puede ser orgulloso y a veces cruel en los asuntos amorosos.

Puede haber una conducta basada en exceso en gustos más bien superficiales y quizá también reprochable desde el punto de vista de la moralidad convencional. Inclina a vivir la “dolce vita” y a huir de todo lo desagradable. A menudo hay una tendencia a la fatuidad, a embellecerse o adornarse de forma presumida y a estimar en exceso la propia hermosura. Esto también vale para la conjunción cuando recibe aspectos inarmónicos.

Aspectos de: SOL y MARTE

Aspectos armónicos

En estos aspectos hay una decidida voluntad de lucha con sentido del mando. Inclina al autocontrol de los actos. El carácter suele poseer un grado de coraje e iniciativa para la obtención de logros personales. Suele ser indicativo de un corazón osado y emprendedor que estima la valentía y de un vigor personal a veces más psicológico que físico. En cualquier caso es un aspecto vital y activo que se afirma con energía y con decisión cuando tiene que hacerse valer por la fuerza. Es señal de capacidad de liderazgo o de dirección de empresas.

En los individuos superiores encontramos un corazón ardoroso con sentido del honor y una enérgica voluntad de acción recta y eficaz. Esta configuración invoca en algún modo la imagen medieval del caballero andante y del héroe mítico. Tiende a actuar con dignidad y competir de forma limpia y cuando gana sabe comportarse con nobleza.

 Aspectos inarmónicos

Los aspectos inarmónicos se relacionan con una actitud de conflicto frente al principio de autoridad. El sujeto se afirma a sí mismo de forma forzada, violenta o quizá simplemente brusca y a veces se impone, o parece que impone su voluntad por la fuerza o de malos modos. Es evidentemente un mal perdedor y cuando vence puede avasallar y humillar más de lo necesario. A menudo es menos fuerte y osado de lo que piensa de sí mismo y se siente ofendido con facilidad por su fuerte orgullo. En cualquier caso no parece que haya nacido para someterse a otros, se revolverá con fiereza contra lo que le oprime y tiraniza..., y con suerte no se encontrará a sí mismo haciendo lo mismo; porque para estas personas la vida puede ser principalmente un asunto de subyugar o ser subyugado.

Existe la tendencia a querer dirigir a los demás sin tener méritos o unas dotes de mando suficientemente equilibradas, en los casos más extremos pueden ser un “perdonavidas” o un ambicioso capaz de abusar de la fuerza y actuar de forma indigna para lograr sus objetivos personales.

Podría haber un exaltado sentido de la gloria. Sin embargo, la acción podría estar demasiado al servicio de una voluntad con un grado de egoísmo primitivo y directo que desea con fuerza y que quiere resultados inmediatos. En realidad no se tiene una atención adecuada a los propios actos y la conducta impetuosa se deja llevar por la cólera.

Aspectos de: SOL y JÚPITER

Aspectos armónicos

Estos aspectos se caracterizan por una voluntad inclinada al bien y la liberalidad. El individuo valora la generosidad del corazón, la altura de miras, respeta la autoridad y tiene un desarrollado sentido jerárquico. Inclina hacia el logro de puestos de autoridad en la sociedad, a los honores académicos y la suerte o el acierto de crearse una buena reputación.

El carácter tiende a ser benigno, confiado, con un grado de paternalismo y protección. Sabe ganarse el respeto personal. Tiene una idea más o menos elevada de su propia dignidad y se comporta de acuerdo a sus principios. Le importa mantenerse fiel en sus promesas y leal a la verdad y a la justicia.

El comportamiento es expansivo, con un toque de jovialidad y acaba haciendo prevalecer sus opiniones con autoridad natural. El corazón es más bien alegre y a menudo se siente satisfecho en sus ambiciones personales, valora la sabiduría y los bienes espirituales tanto como la prosperidad material.

Aspectos inarmónicos

Los aspectos inarmónicos entre estos planetas implican alguna clase de inflación del ego. El sujeto tiene unas pretensiones de algún modo excesivas en relación al papel que le toca jugar en la sociedad, a menudo sobrevalora su verdadera importancia personal. Puede tener una idea demasiado elevada de sí mismo o creerse mas bueno y justo de lo que realmente es. El comportamiento puede ser algo arrogante o altivo, pretendiendo un excesivo respeto para sí mismo. La actitud puede inclinarse a la ostentación, a darse importancia para hacerse valorar, a alardear de excelencia o altura personal. 

Inclina en exceso al juego o a la diversión, a comportarse algo ruidosamente. La actitud jocosa y divertida puede resultar algo inflada, la actitud paternalista y protectora, excesiva. A menudo la expresión personal en general es bastante enfática o tiene un punto teatral o exagerado.

Hay además, algún tipo de hipocresía en la conducta que contradice los propios principios que se ostentan. En realidad impone la ley a veces de forma arbitraria, pero no le gusta tanto verse sometido a ella. La voluntad no es especialmente mala pero puede tener problemas por despreciar las reglas establecidas. Hay casi siempre en principio un exceso de optimismo que inclina a tomar decisiones arriesgadas o puede dejarse llevar por creencias o expectativas que están lejos de la realidad. En general se manifiesta una distancia entre el ideal de lo que “debería ser” y “lo que es”.

Buscando el significado más amplio de este aspecto, hay que decir que simboliza la “Ibrys” humana o la soberbia de pretender ser como Dioses. Encontramos este arquetipo en los mitos griegos donde los individuos se arrogan cualidades o perfecciones pertenecientes a la divinidad.

Aspectos de: SOL y SATURNO

Aspectos armónicos

El aspecto armónico entre Sol y Saturno hace a la persona creadora de cosas estables y duraderas. Es indicador de un carácter con sentido de la responsabilidad y del estatus social. Otorga paciencia, perseverancia y concentración voluntaria para lograr las metas, Aquí se valoran la experiencia, el caminar por caminos trillados que no traen sorpresas y se tiende a preferir generalmente las cosas y las formas clásicas. Dignifica la vejez y tiende a conservar todo lo establecido que ha dado resultado.

Este aspecto suele otorgar una inclinación al rigor y la rectitud personal de la voluntad mostrando determinados valores personales firmes y bien asentados. Tiende a ser leal en sus compromisos y cumplidor de sus deberes. La conducta se inclina al realismo, la prudencia y la sobriedad. Se mostrará suficientemente serio, consciente y considerado de los convencionalismos y las formas. La persona sabe tomarse su tiempo, aunque una vez tomadas las decisiones son firmes. Suele desarrollar un sentido de “dignidad profesional” que alimenta su identidad y le hace sentirse válido en la sociedad.

En general estos aspectos son probablemente los más realizadores; otorgan un sólido sentido de lo posible y lo realizable, moderan las pretensiones personales y el comportamiento, mejoran la eficacia material del sujeto y dan seguridad a sus objetivos y su carácter. Aquí se valora la soledad madura, la calma, la adquisición de rutinas constructivas y la buena gestión del tiempo. Es sin duda un aspecto ambicioso desde el punto de vista mundano, inclina a carreras administrativas o que requieran dignidad ritual o protocolaria.

Aspectos inarmónicos

La relación de aspecto inarmónico entre Sol y Saturno tiene fama de otorgar un corazón algo frío y egoísta, con una autoridad demasiado rigurosa que hace a la persona conducirse con insensibilidad y dureza hacia lo que está bajo su poder.

Puede ser indicativo de un carácter ambicioso pero a menudo frustrado, que puede encontrar difícil hacerse un hueco en la vida en general. Se observa alguna clase de actitud negativa hacia el principio de autoridad, con cuyas figuras puede tener relaciones distantes y desafectas. En cualquier caso no suele resultar fácil conseguir las ambiciones profesionales y de estatus. Sin embargo, a veces puede ocurrir que no de la talla. Otras veces el individuo reniega de los límites pero por una causa u otra, su deseo se topa con la realidad limitadora. Inclina a cargarse de obligaciones que no se pueden cumplir bien.

Casi siempre se tiende a cierto individualismo solitario, a tomar decisiones inflexibles. La voluntad en algunos casos puede mostrarse muy estricta. No es raro encontrar personas con valores o actitudes innegociables que no se permiten cierta relajación o adaptabilidad a lo que llamamos “realidades” y que por ende, se ven perjudicadas. Podrá tratar de imponerse sin la consideración debida a los convencionalismos o al tiempo de maduración de las cosas.

Una actitud en exceso consciente y estirada es la expresión de alguien que se toma la vida demasiado en serio. Tenderá a mostrarse inseguro o inadaptado cuando hay que ser creativo y confiado en sí mismo. Además, existe dificultad para mostrarse sin inhibición tal y como se es, aunque de donde no hay no se puede sacar. Se desarrollan hábitos negativos que restan energía y eficacia.

La función de este aspecto es la experiencia de la impotencia en alguna forma, de la deficiencia en alguna perfección necesaria. Sin duda la voluntad es afectada por el pesimismo, la depresión, o por una visión dura e insensible de la realidad. Puede haber un superego represor o un auto inhibición por causas más o menos profundas que dificultan un desarrollo personal fácil. Puede haber una mala elección de la profesión o del marido en el caso de las mujeres, o una carencia de vitalidad y amor por la vida, pero en cualquier caso se traduce en frustración y en pesimismo en lo que respecta a una auténtica realización personal.

Esta combinación simboliza la lucha de la voluntad del hombre contra el destino y las limitaciones, las relaciones entre el ego y la sombra, entre la afirmación de la creatividad vital y la necesidad de seguridad. Lo que representa es duro de llevar pero es, en la misma medida, una gran oportunidad para encontrar las bases profundas de la existencia y obtener una sólida madurez personal más allá de las apariencias de la realidad. La historia de Job en la Biblia resume muy bien el significado de este aspecto.

Aspectos de: SOL y URANO

Aspectos armónicos

Los aspectos armónicos entre Sol y Urano otorgan sentimientos de lealtad en la amistad, un carácter que valora la libertad y la independencia y por eso mismo sabe respetar la libre voluntad ajena. A menudo otorga la necesidad de alguna clase de expresión creativa o inventiva, y rasgos de originalidad del carácter, que suele ser interesante y con toques de improvisación.    

La voluntad se inclina hacia el comportamiento civilizado y urbano. La conducta y las decisiones prefieren ajustarse a lo que dicta la razón y la lógica y hay voluntad de valorar las cosas y las personas con una mente clara y objetiva. En cualquier caso, siempre inclina a la autonomía, al desarrollo de valores propios originales por el raciocinio y experiencia personales. Representa el prototipo del “self made man”. Tiende a planificar su vida estando abierto a los cambios en las metas personales. Se preferirá el cambio ante la perspectiva de progreso y avance aunque suponga incertidumbre o riesgo.

Es indicativo además, de capacidad de colaboración y de trabajo en equipo. En general estas personas concilian de forma armoniosa las ambiciones personales más o menos egoístas, con los intereses del grupo o de la sociedad en la que interactúan, pueden liderar un equipo y mantenerlo cohesionado.

Aspectos inarmónicos

En este aspecto encontramos un carácter algo contradictorio, arbitrario, con un deseo de independencia y autonomía a menudo desenfocado y una voluntad rebelde que encuentra dificultades en conciliar sus intereses personales con los del grupo.

Otorga una marcada individualidad que puede manifestarse en alguna clase de comportamiento excéntrico por una necesidad de diferenciarse de los demás. Los valores son muy personales y algo anárquicos. Inclina al ateísmo y confiere a menudo una voluntad soberbia y una mentalidad arrogante que suele resultar de la excesiva valoración e incluso a veces divinización de la libertad individual del ser humano.

Es típica una conducta algo extraña, inestable, con inclinación a tomar decisiones de forma inesperada. A veces no se sabe cómo va a comportarse, la voluntad puede cambiar bruscamente contradiciendo todo lo planificado. La voluntad es más bien porfiada y tiende a rebelarse contra la autoridad aunque esté justificada.

En general son individuos poco adaptables a condiciones de trabajo en equipo o a los empleos subordinados. Si piensan que se les impone algo suelen llevar la contraria, aunque se irritan bastante si los demás no colaboran con ellos. Tienden a romper la baraja cuando las cosas no marchan como quieren.

A veces asumen una actitud de persona hiperlúcida como de una racionalidad superior a los demás, pero su razonamiento no es tan objetivo cuando se trata de sí mismos. En algunos casos dan una impresión de tener algo automático, robótico, como de quien toma las decisiones de forma cerebral, con cierta falta de emoción.

Aspectos de: SOL y NEPTUNO

Aspectos armónicos

La relación de aspecto armónico entre el Sol y Neptuno da un toque de nobleza a las emociones, eleva los sentimientos que son leales y otorga un corazón sensible y compasivo que quiere la excelencia y valora lo sublime. Tiene dignidad sentimental y le disgusta herir los sentimientos personales de los demás. Se comporta de forma digna y noble con los débiles o necesitados. No desprecia sacrificarse en algún momento sin obtener nada a cambio. De alguna forma, es un individuo seductor con un punto de sutileza en su comportamiento, de refinamiento personal. Suele haber dominio del halago y sensibilidad a las apariencias. Este aspecto hace que se valore y se esté atento a  la  imagen social que se proyecta, pero la imagen que se tiene exteriormente es casi siempre reflejo fiel del corazón.

Inclina a la creación artística, añade inspiración y emoción al acto creador, sensación y fantasía. Gusta de maravillar e impresionar, sabe conquistar las voluntades de forma sugerente. Busca de alguna forma la esencia, el perfume de las cosas, pues la voluntad se inclina en alguna medida a las cosas inmateriales e intangibles del Ser.

Aspectos inarmónicos

Estos aspectos indican un carácter complejo con una tendencia inequívoca al auto-abandono, a dejarse conducir por el camino más fácil. Puede recurrir al engaño o la falsedad para conseguir lo que ambiciona, puede ocultar una voluntad más o menos deshonesta tras las apariencias. En cualquier caso el individuo tiende a no mostrarse como es realmente, aunque solo sea debido a una necesidad de ocultar su ingenuidad detrás de una conducta artificial o sofisticada.

A menudo la voluntad es en algún sentido débil, incluso puede quedar prisionero de vicios o adicciones, destructivos y ver la disipación de su energía por complicadas causas emocionales como un balón que se desinfla poco a poco. Puede, por otro lado, ser víctima de malas influencias a causa de su deseo de conseguir éxito sin esfuerzo o puede perder su rumbo debido al estado de confusión personal que este aspecto indica.

Hay un cierto desinterés en el control de la propia vida en general, quizá una carencia de verdadera ambición o de auténtico interés propio, pero de alguna forma la voluntad se ve afectada por sentimientos de compasión por otros y también auto-compasión que le llevan a una excesiva indulgencia y blandura con los demás y principalmente consigo mismo. Pero en realidad no es tan inocente y sacrificado como él cree y a menudo su identidad se construye sobre imágenes falsas o irreales más o menos vanidosas.

Aspectos de: SOL y PLUTÓN

Aspectos armónicos

Los aspectos armónicos entre Sol y Plutón dotan al carácter de entereza y determinación para tomar decisiones drásticas, de dignidad y consecuencia para asumir los resultados de la propia conducta y de sentido de la integridad y coraje en el papel que le toca representar en la sociedad. El individuo valora la cautela, la reserva, el poder de regeneración y la resistencia. Confieren un toque de magnetismo personal y una vitalidad con recursos y energía considerables.

La conducta tiende a ser reservada, más bien escrupulosa. La voluntad se inclina al control y el dominio, tanto personalmente como hacia el mundo exterior. El corazón tiene un toque apasionado, con cierto fuego interior que arde bajo una impresión de fortaleza del carácter.  La estima o el amor se entregan con todas las consecuencias pues le disgusta la ambigüedad y las medias tintas y defenderá con energía sus intereses y su dignidad personal. Estos aspectos otorgan cualidades para la dirección de empresas o los puestos de poder, para empleos en las fuerzas de seguridad o defensa y para todas las ocupaciones que requieran discreción o celo, investigación o contacto con lo sórdido.

Aspectos inarmónicos

Los efectos de estos aspectos raramente son bien conocidos por las personas en cuyo horóscopo se encuentran. Esto es debido a que ponen en conflicto la parte consciente que está bajo el control del ego y las pulsiones inconscientes del animal que todos llevamos dentro; la voluntad individual contra los instintos que heredamos.

Este contacto, sin duda fuerte y significativo y en el cual está implicada una gran cantidad de energía simboliza mejor que ninguno la lucha del ser humano por emerger como individuo consciente y voluntario de las  profundidades del reino primitivo gobernado por la necesidad fatalista de la sabia naturaleza y los instintos. Pero simboliza también una herida incurable en el corazón de la realidad que recuerda al ser humano la humildad de su origen -salido de entre las bestias- y conduce a los seres por medio de la insatisfacción y el dolor hacia la búsqueda de la fuente inagotable de su existencia.

Entre sus efectos encontramos una voluntad a menudo dominante y manipuladora que en su necesidad de controlarse y controlar su mundo puede llegar hasta la obsesión. No es raro que el individuo sienta una especie de vacío existencial en su corazón que suele tratar de llenar con toda clase de cosas; puede ser una persona con una ambición que parece no tener fondo o el insatisfecho que no puede apagar su sed por mucho éxito y logros que obtenga en este mundo, pero en cualquier caso siempre se siente un descontento (que en el fondo es de origen existencial y emocional y que tiene su origen en la profundidad del ser), que a menudo no es reconocido como tal y que lleva al sujeto a cuestionar su propia identidad incluso hasta la tendencia auto destructiva.

Bajo otro prisma, aquí se señala contradicción entre la voluntad y los instintos de forma que el individuo puede ver su comportamiento dominado por deseos y pasiones más o menos condenables o peligrosas que pueden hacerle caer muy bajo. En los casos críticos la conciencia y la voluntad están desposeídos de valores en mayor o menor grado y la conducta puede llegar a la monstruosidad y la aberración. Puede adherirse a lo que ama de forma casi dañina y llegar a consumir las energías del individuo hasta el agotamiento. En los niños es típica la posesividad hacia los progenitores, las explosiones emocionales y una necesidad exagerada de atención.

A menudo inclina a la búsqueda de poder en cualquiera de sus formas. El totalitarismo y el fascismo están muy relacionados con este aspecto, tiende a la corrupción y al abuso de poder. En ocasiones se manifiestan tendencias suspicaces o paranoicas y de manía persecutoria y un carácter con algo atormentado o tortuoso, con inclinación a pasarse en lo drástico de sus decisiones.

En general la voluntad tiende a ser vulnerable ante la fuerza de las pasiones, a veces a su pesar, aunque en otras de forma muy voluntaria por deformación de los valores. No es raro tomar el camino más difícil para obtener lo deseado. Este aspecto conduce a una crisis de identidad que demanda un cambio, una transformación radical que la voluntad a menudo no puede o no quiere asumir en su momento y que viene literalmente a violar o desposeer al ego de sus prebendas, aunque sea a costa de su destrucción.

NOTA: Les informo que si bien esta información es buena no deben olvidar que están los aspectos de los planetas, las cúspides, los Nodos Lunares, Lilith, El Punto de Fortuna, Quirón, etc. que están en La Carta Natal de cada uno. Esto se conseguirá con un Astróloga/go profesional. Si quieren hacerlo conmigo contáctenme y nos ponemos de acuerdo. Es delicado he tenido consultas de personas que han leído en otros lugares de la Web y han encontrado literatura excesiva no buena que les dio mayor duda sobre los aspectos planetarios y aquellos que no son planetas pero si tienen una importancia mandataria en La Carta Natal o Astral.

Por otro lado, no podría poner aquí de que autores me he nutrido para escribir esta síntesis sobre un tema muy amplio, indudablemente debería nombrar a Liz Greene, Howard Sasportas, Donna Cunningham, Bil Tierney, Sue Tomkins, está última ha sido Decana de La Facultad de Astrología de Londres, y quién hizo el libro más importante de aspectos planetarios. También agradezco a mí Profesora Viviana Widmer, quien de me hizo dar los más importantes pasos en esta pasión que es la Astrología.

Ricardo Morando - C. G. D. U. (Marca registrada-Copyright-2009-2016) - Licencia Nº 649 - Prohibida su Reproducción parcial o total.

https://www.bing.com/widget/trans

Contacto

Centro Galactico Del Universo 5491161475916 centrogalacticodeluniverso@gmail.com